.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Facebook :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 

Food, Inc., de Robert Kenner
LA IMAGEN DERRIBADA


por AY




A Food, Inc. (2008) podría vérselo perfectamente como un documental surgido a partir de la inquietud de un consumidor norteamericano por saber qué es lo que está metiendo en su organismo cuando come y bebe a diario, cuando va de compras al supermercado y se pregunta si lo que adquiere es un producto genuino o algo alterado genéticamente que termina siendo nocivo para la salud. En otras palabras: qué es lo que contiene y cómo fue elaborado. También podría vérselo como la inminente investigación acerca del origen de esos productos, las compañías que los fabrican, y lo que puede llegar a pasar en caso que alguien intente cambiar un panorama verdaderamente escalofriante: el control de alimentos supuestamente naturales en manos de un puñado de trasnacionales que manejan más de las tres cuartas partes del mercado.

El hilo conductor, el verdadero alma máter de este trabajo, nominado al Oscar a Mejor Largometraje Documental , es, aparte de la inquietud periodística del director Robert Kenner, el autor del libro que diera origen a Fast Food Nation (Richard Linklater, 2005) y aquí entrevistado, Eric Schlosser. Y probablemente El futuro de la comida (2004) de Deborah Koons (y con producción ejecutiva de Morgan "Super Size Me" Spurlock) haya sido uno de los disparadores iniciales y decididamente serios en toda esta camada de trabajos de denuncia y concientización respecto a la ingeniería alimenticia, a esa unión siniestra entre la ciencia y la tecnología, que daña tanto al consumidor como al medio ambiente.

El trabajo de Kenner está dividido en varios capítulos y enfoca el problema de la comida desde distintos ángulos: el producto final y una imagen mentirosa que se usa para engañar al consumidor (se habla de "fantasía pastoral", jugando con eso de "de la naturaleza a su mesa"), el nacimiento del mismo y su elaboración, los intereses económicos de empresarios y profesionales que también forman parte de gobiernos que dictan normas a su entera conveniencia y que por ende disminuyen la presión de organismos reguladores para con los infractores, los declaraciones de granjeros devastados por el proceder frío y casi mafioso de estas corporaciones (algunos afectados hablan desde la oscuridad y con voz distorsionada para que no se les reconozca), el tema de las semillas patentadas, y un largo etcétera, sin desperdicio, que sorprende y que sin dudas lleva a la reflexión.

Además de serio, Food, Inc. es un trabajo muy didáctico, como en su momento lo fueran La verdad incómoda (Davis Guggenheim, 2006) o La última hora (Nadia Conners, Leila Conners Petersen, 2007), con comprometidas narraciones de Al Gore y Leonardo DiCaprio, respectivamente. Por más que varias empresas famosas se negaran a dar entrevistas para este trabajo (como ocurría en Super Size Me), hay pautas y detalles que le permiten al espectador tener una cabal noción del panorama que se intenta reflejar, ya sea desde su posición como consumidor y también como testigo de ese accionar implacable y sin contemplaciones de empresas que sólo piensan en aumentar cada vez más sus ganancias, respaldados también por influyentes abogados e investigadores.

Otro punto a destacar es que Kenner no opta por filmar detalles escabrosos de lo que pasa en los mataderos (incluso uno puede pensar lo peor cuando pone cámaras ocultas en el matadero más grande del mundo, en Carolina del Norte), sino más bien de las tortuosas condiciones en que se encuentran algunos animales (pollos, vacas, cerdos) antes de convertirse en productos para ser consumidos. El trato de estas multinacionales para con sus empleados es el mismo; no hay contemplación alguna y sólo tienen que hacer una tarea determinada, ya que de lo contrario es fácil reemplazarlos, también porque se trata de residentes ilegales (algo en lo que hacía hincapié Fast Food Nation).

A medida que avanza Food, Inc. el panorama se va haciendo cada vez más escalofriante. El por qué las vacas y hasta los pescados son alimentados con maíz para que engorden rápidamente (y sus consecuencias), el hecho de que en algunos casos no se desperdicia nada (ni siquiera los animales muertos por enfermedad o que no pueden sostenerse en pie por el crecimiento acelerado de sus órganos), los productos que se usan para eliminar las bacterias de la carne destinada a grandes cadenas de hamburguesas, las consecuencias que esto trae para el organismo y en especial para una mujer que perdió a su hijo y se convirtió en firme activista…; Food, Inc. es un documental que realmente hay que ver.

FOOD, INC. (Food, Inc.) - Estados Unidos, 2008. Dirección: Robert Kenner. Guión: RK, Elise Pearlstein, Kim Roberts. Duración: 94 minutos.


.: Derechos Reservados :.