.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 

SUPER SIZE ME


Título original
: Super Size Me
País y año de producción: Estados Unidos, 2004
Dirección: Morgan Spurlock
Guión: Morgan Spurlock
Duración: 100 minutos
Calificación: No determinada, a la fecha de estreno
Género: Documental
Sitio Web: http://eneccine.com/prensa.asp?ID=supersizeme





Reseña argumental
: El tema es la comida rápida norteamericana, particularmente de los restaurantes McDonald's, para lo cual Morgan Spurlock se da a la tarea de fijarse una meta, comer tres veces al día, todos los días durante un mes dentro de estos establecimientos, y llevar así a la pantalla los resultados obtenidos en una forma particularmente satírica.

En una crítica ácida, Spurlock muestra en pantalla los resultados catastróficos que obtuvo, desde el terminar vomitando desde la ventana de su automóvil a los pocos días de iniciado su experimento, hasta demostrar la intoxicación hepática de que fue presa, ya sin hablar de su nivel de colesterol, el cual aumentó de 165 a 230, de los 12 kilos que incrementó su peso en esos 30 días, así como de problemas de hipertensión, debilidad sexual, depresión, y problemas respiratorios, entre otras enfermedades, gracias al producto de comida rápida más famoso del mundo, McDonald's.

El director norteamericano Morgan Spurlock había asistido al francés Luc Besson durante la filmación de El perfecto asesino (1994).


Curiosidades
: La película estuvo nominada al Oscar 2004 como Mejor Largometraje Documental.

La pareja del director es una chef especializada en comida vegetariana y, a pesar de advertirle a su compañero que dejara de hacer el documental porque corría serios riesgos al comer todos los días en McDonald´s (la misma advertencia se la habían hecho los médicos), se puso en campaña para desintoxicar a Morgan Spurlock con una estricta dieta. Al final el director de Super Size Me demoró 14 meses en volver a tener los mismos valores normales que tenía en su cuerpo al empezar a hacer el documental.

Antes de dedicarse a filmar Spurlock llegó a estar viviendo en la calle, por falta de trabajo y, obviamente, dinero en Los Ángeles. Actualmente reside en Nueva York.





VER RESEÑA DE FOOD, INC.

VER RESEÑA SOBRE I AM AN ANIMAL: THE STORY OF INGRID NEWIKIRK AND PETA
VER INFORME SOBRE LA CORPORACIÓN: ¿INSTITUCIONES O PSICÓPATAS?



RIESGO TOTAL




Comer tres veces por día (desayuno, almuerzo y cena) y a lo largo de un mes en McDonald´s, con la posibilidad de poder agrandar el menú, siempre y cuando los empleados de turno se lo ofrecieran al propio director-conejillo de Indias, Morgan Spurlock, es una misión extremadamente peligrosa.


El documental en sí, para empezar, es de gran valor didáctico, en especial para aquel que consume, al menos, más de una vez por semana no solo en McDonald´s sino en otros lugares donde la comida chatarra está presente, desde la propia hamburguesa, pasando por las papas fritas y llegando a populares gaseosas (o golosinas líquidas), sin olvidar el azúcar presente hasta en las ensaladas, la calidad de la carne, los condimentos, y hasta productos con sustancias adictivas (como el queso).


La investigación hecha por Spurlock es muy vasta y medular, del mismo modo que su producto final, personal por cierto y que a veces repercute en el resultado de su trabajo, con aciertos y también detalles menores que le impidieron hacer de Super Size Me un excelente trabajo (por ejemplo, cuando se convierte en personaje).


Hay muchísima información, entrevistas a profesionales (doctores, nutricionistas) y consumidores, datos absolutamente reveladores (macabros, escalofriantes) y una intención que pretende desmitificar rumores, confirmándolos a través de la propia experimentación.


Los resultados dan miedo, y el realizador terminó poniendo su propia vida en peligro, más allá de las advertencias que se le hacían, cuando incluso faltaba casi la mitad del mes para cumplir con su misión. Sabrosa, sí, pero causante de serios malestares y trastornos físicos y hasta psicológicos.


Se habla mucho de Michael Moore pero esto no tiene nada que ver, salvo que el tema elegido es muy popular y puede interesar a gran parte de la opinión pública, y también en la valentía y en los riesgos que implica ir a indagar (o en este caso experimentar desde adentro) con pesos pesados que bien están a la altura de los de la película Rollerball (Norman Jewison, 1975), ya que estamos hablando de trasnancionales que manipulan mentes con la publicidad y son más poderosas que una gran cantidad de Estados.


De ahí a que un buen creador sea popularizado y por ende hasta desacreditado ya es otro tema. Pero la intención de concientizar, en el caso de Super Size Me, acerca de las implicancias de una dieta en base a comida chatarra es fundamental y el propio esfuerzo hecho por Spurlock lo demuestra.


AY


.: Derechos Reservados :.