.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 


RELATOS SALVAJES


Título original
: Relatos salvajes
País y año de producción: Argentina / España, 2014
Dirección: Damián Szifrón
Guión: Damián Szifrón
Con: Darío Grandinetti, Leonardo Sbaraglia, Julieta Zylberberg, Ricardo Darín, Érica Rivas
Duración: 122 minutos
Calificación: No apta para menores de 18 años
Género: Terror
Sitio Web:
http://www.relatos-salvajes.com/


Reseña argumental: Una tenebrosa revelación que va descubriéndose paulatinamente, a medida que los pasajeros de un avión van entablando diálogo; la moza y la cocinera de un humilde bar que hacen frente a nefasto personaje; dos automovilistas que se traban en dura lucha y en una desierta ruta; un ingeniero experto en demoliciones harto de que la grúa le levante su automóvil; una negociación oscura en el marco de una tragedia familiar; y una fiesta de casamiento que avanza hacia la catástrofe a partir de una infidelidad son las historias del título, escritas y dirigidas por el argentino Damián Szifrón (la serie de TV Los simuladores, el largo Tiempo de valientes, 2005).


DÍAS DE FURIA

En clave de drama y comedia negra, que queda más bien en la anécdota pero que se enmarca dentro de un cine de género llamativo para lo que suele ofrecerse en circuito comercial, el espectador es testigo de seis historias donde las reacciones impensadas, a veces explosivas, a partir de situaciones en principio cotidianas y con ciudadanos comunes y corrientes, son factor común. Por lo general los personajes principales de Relatos salvajes (2014) se ven psicológicamente desbordados, apelando a soluciones drásticas, riesgosas, radicales, como único camino para poder salir a flote, y en donde la violencia asoma como una de las indispensables armas de combate.

Esta coproducción entre Argentina y España fue nominada al Oscar a Mejor Película Extranjera, y obtuvo numerosos premios en festivales de cine de todo el mundo; la mayoría del público. De hecho, este fue uno de los trabajos más taquilleros de toda la historia del cine argentino. Y es razonable que muchos se identifiquen con parte o bastante de lo que aquí transcurre, con esas luchas personales donde la música de Santaolalla parece acompañarla con acordes "morriconianos", donde reconocidas figuras del cine, el teatro y la televisión argentina les imprimen en ocasiones gran intensidad (el oficio y aplomo de Oscar Martínez, tratando de encubrir a su hijo de un accidente; Érica Rivas descubriendo la infidelidad del flamante marido en su propia boda), y donde uno también se pregunta, en medio de hechos un tanto inverosímiles, inusuales, cuánto hay de realidad en todo esto, o si acaso esto último al final importa.

El director Damián Szifrón declaró que una de las inspiraciones para este trabajo fue Cuentos asombrosos (Steven Spielberg, William Dear, Robert Zemeckis, 1987), y es probable que no haya sido solamente por la estructura narrativa en sí. En algunos casos los relatos se plantean con demasiadas coincidencias (como en el cuento del avión, el primero), coquetean demasiado con la ficción (la resolución de la historia del ingeniero, protagonizada por Ricardo Darín, o la de la moza - Julieta Zylerberg - enfrentada al político que destrozó a su familia), o resultan más bien excepcionales (el del hombre que le obstaculiza el paso a Leonardo Sbaraglia en el relato de los autos en la ruta y luego reacciona de manera bastante exagerada; la reacción del matrimonio en el cuento final).

Y ahí es donde hay un terreno donde esas historias cuyas raíces provienen de la vida real toman un color distinto, adquieren un tono tragicómico, que las desmarca y bastante de un ineludible referente como Un día de furia (1993), con Michael Douglas (en su actuación favorita) enojadísimo con la sociedad, y cuyas reacciones lo llevan de justiciero a víctima del sistema, y de lo racional a la locura. Cuando se filmó la película de Schumacher, la sociedad norteamericana seguía convulsionada (especialmente en California) por hechos de racismo y las consecuentes y violentas manifestaciones, que incluso llegaron a interrumpir la filmación de su trabajo…

AY

 



.: Derechos Reservados :.