.: Novedades :..: Películas :..: Informes :..: Entrevistas :..: Videogames :..: Festival Montevideo Fantástico :..: Twitter :..: Home :..: E-mail :..: Imprimir Documento :.


Google
 


TERREMOTO: LA FALLA DE SAN ANDRÉS


Título original
: San Andreas
País y año de producción: Australia / Canadá / Estados Unidos, 2015
Dirección: Brad Peyton
Guión: Carlton Cuse, sobre historia de Andre Fabrizio y Jeremy Pasmore
Con: Dwayne Johnson, Carla Gugino, Paul Giamatti, Alexandra Daddario, Hugo Johnstone-Burt
Duración: 114 minutos
Calificación: Apta para todo público
Género: Cine catástrofe
Sitio Web:
http://www.sanandreasmovie.com/

Luego de que la tristemente célebre falla de San Andrés finalmente ceda y provoque un terremoto de 9 grados en California, un piloto de helicóptero de búsqueda y rescate (Dwayne Johnson) y su ex mujer (Carla Gugino) vuelven juntos de Los Ángeles a San Francisco para salvar a su única hija. Pero su peligroso viaje hacia el norte es solo el comienzo. Y cuando creen que ya pasó lo peor... lo peor recién está comenzando.

El director canadiense Brad Peyton es conocido por trabajos como Como perros y gatos: La venganza de Kitty Galore (2010) y Viaje al centro de la Tierra 2 (2012). El guionista mexicano Carlton Cuse ha hecho el guión para varios capítulos de series televisivas (Historia del crimen, Lost, Bates Motel).


AGRÉGUESE A LA LISTA

Cada tanto aparece uno; uno de esos ejemplos de cine catástrofe que dejan huella, simplemente por ese gran trabajo de efectos especiales que termina siendo el verdadero protagonista, mucho más creíble (y poderoso), en ocasiones, que el resto de los personajes principales, quienes aquí (Dwayne Johnson, Carla Gugino, Paul Giamatti) están por demás correctos, en una historia básica, muy simple (un tanto inverosímil, cierto), que da pretexto a situaciones varias donde los terremotos hacen verdaderos estragos en zonas urbanas y alrededores.

Acá hubo cuatro compañías de efectos dedicadas a imaginar y sobre todo a impresionar con un intenso espectáculo visual en tierra, mar y aire, sin abusar tanto de los recursos (por más que se podía ver a Toby Emmerich en los créditos…), y dándole un toque serio al asunto, desde el momento en que no hay personajes chistosos abrumadores.

Más que implementar una fórmula taquillera se apostó a un trabajo de buen cine catástrofe, que incluso llama al espectador (en el final) a cómo estar bien preparado para la llegada de estos desastres naturales que se dan cada vez con más frecuencia en la vida real y en cualquier parte del mundo.

Lo curioso es que si bien la película contó con la ayuda de especialistas en el tema, estos coincidieron que en la falla de San Andrés jamás podrían registrarse picos tan altos en la escala de Richter ni que tampoco habrían tsunamis como el que se ve en la propia costa californiana (sí hacia el otro lado del Pacífico, mar adentro), por más que admitieron que varias de las cosas que finalmente aparecen en el guión (tan solo una minoría) son muy fieles a lo que podría pasar en la realidad.

El director canadiense Brad Peyton (igual que en su momento lo hiciera Roland Emmerich) jugó a ser Steven Spielberg y no le salió nada mal la jugada, a pesar de que sus antecedentes eran muy poco confiables (secuelas de la nueva versión de Viaje al centro de la Tierra, y de Como perros y gatos), del mismo modo que el guionista mexicano Carlton Cuse, que debutaba como libretista en la pantalla grande.

Mención aparte merece la curiosa nueva versión de “California Dreamin´” (interpretada por la laureada cantante australiana Sia), que quizás no era la mejor opción para cerrar la película, y sí cualquier balada original, como aquellas que terminaron ganando recordados premios Oscar en la década del ´70 (Maureen McGovern cantando los temas originales de La aventura del Poseidón e Infierno en la torre).

De cualquier manera, por más directores, guionistas y famosos que puedan haber (la cantante australiana Kylie Minogue aparece breves minutos), las verdaderas estrellas han sido y seguirán siendo los efectos especiales; históricamente el buen cine catástrofe ha dependido muchísimo de ellos.

AY



.: Derechos Reservados :.